jueves, 16 de febrero de 2017

Reseña “Nadie dijo que fuera fácil; de hecho, nadie dijo nada.” ¿Por qué divulgar ciencia?


Hoy os traemos la reseña de un post que escribió un servidor (F. Algaba) para el blog de la Asociación Española de Comunicación Científica, el cual trata de los inicios en la divulgación y comunicación científica así como de la motivación e ilusión por las cuales continuamos haciéndolo. El objetivo del post, aparte de relatar mi experiencia personal, fue destapar un espejo en el que creo que muchas personas se ven reflejadas, así como animar a los que permanecen expectantes a escribir y a hablar sobre ciencia.

¡Ahí va!


Hace un año exactamente cree, junto a Elías, este blog como expresión definitiva de mis ganas de comunicar, enseñar y ayudar, fruto, en gran parte, de mis cameos como profesor particular. No faltaron los comentarios de “¿Un blog? ¿Para qué? Si eso nadie lo lee” o “¡Qué ganas de perder el tiempo!” Aún con todo, decidimos seguir adelante y comenzar a escribir.

Por supuesto, no voy a hablar de cuán duros fueron los inicios: desde los post que no lee nadie y en los que te pasas escribiendo y curando el contenido durante un mes, a los que empiezan a ser compartidos y comentados. En cuanto al por qué hacerlo, siempre he considerado que la gente de ciencia, que hemos tenido la oportunidad de aprender, tenemos la obligación de transmitir lo que sabemos. Las personas que divulgamos (o que por lo menos lo intentamos) somos la vanguardia, el puente que separa un complejo mundo de datos y fórmulas científicas de la realidad cotidiana. ¿De qué sirve hacer un gran descubrimiento si sólo lo va a apreciar quien lea y entienda tu paper?

Creo que la gente estará agradecida de que alguien le explique en qué se está investigando, qué avances existen en un asunto determinado o, simplemente, despertar su curiosidad. Y claro que muchas veces cuesta más escribir en lenguaje de calle que con los apropiados tecnicismos (que para eso están), ¡Eso nos ha pasado a todos! De hecho, debido a los continuos comentarios que recibía por parte de amigos y conocidos, tuve que reescribir todos los post de Intargets eliminando tecnicismos y adaptando mucho más el lenguaje, porque “eso que escribes no lo entiende nadie”.

Con todo ello vas perfeccionándote, aprendiendo, dirigiendo tus ideas para captar la máxima atención posible, aceptando críticas y usándolas para mejorar. Progresivamente se incrementa la motivación para escribir y buscar nuevos temas que preocupen o que puedan interesar a la gente Sentir el feedback de la gente es el mejor indicativo de que vas por el buen camino. Es algo espectacular, te hace sentir valorado y te mantiene en una especie de formación continua maravillosa. Desde entonces, tanto mi manera de escribir, como de focalizar la atención en ideas importantes para poder transmitirlas de forma adecuada se ha incrementado de manera exponencial.




Recomiendo participar en todas las actividades, cursos o seminarios de divulgación y comunicación posibles. Es ahí donde amplias realmente tu red de amigos y conocidos, y siempre es bueno recibir algún consejo o corrección de alguien que tiene mucha más experiencia que tú. Animo encarecidamente a la gente a que se plantea empezar a la que esté cursando una carrera o a la que simplemente tenga curiosidad a que dé el primer paso y escriba, hable y opine. Todo ello te hace enriquecer como profesional y como persona. También, que olvide la sensación de intrascendencia, de vergüenza y de desánimo. Nadie dijo que fuera fácil; de hecho, nadie dijo nada. Nosotros asumimos esa responsabilidad.  

Esta es mi experiencia durante un año. ¡Espero que esto no pare!

Gracias y mucho ánimo a todos.

@fromquarks

POST ORIGINAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario